19 octubre 2008

Montañas, afinidades y una frase


Edmunnd Hillary y Tenzing Norgay fueron los primeros seres humanos que coronaron el Everest. El primero, continuó una azarosa vida de aventuras y emprendió alguna que otra empresa menos conocida. Por ejemplo, fue un precursor en eso que hoy hemos dado en llamar “compromiso social”. Creó una fundación, junto a un grupo de amigos entusiastas, para construir escuelas y hospitales en el Himalaya. De esta forma, consideraba que reducía su deuda con el pueblo sherpa y con las montañas que tanto amaba.


He recordado a Edmund Hillary después de visitar el blog de mi amigo Pep, con quien estoy descubriendo un montón de gustos comunes. Uno de ellos, es nuestra afición por la revista NATIONAL GEOGRAPHIC ¡ Ojala que Pep gané ese premio de fotografía que convoca la National! En cualquier caso, su foto es estupenda.

Dormía y soñe que la vida era alegría.
Desperté y vi que la vida era servicio.
Serví y descubrí que el servicio era alegría.

R. Tagore

4 comentarios:

Pep dijo...

Grandes personajes Hillary y Norgay. Y que grande es internet capz de unir a personajes como nosotros...
un abrazo solidario des del Pirineo

Fernando Manero dijo...

Una de las grandes proezas de la Humanidad. La labor de E. Hillary fue impresionante en todos los sentidos. Aplaudo ese recuerdo, que permanecerá imborrable en la historia del alpinismo y del compromiso con la realidad en la que uno de desenvuelve, Y suerte a Pep, a quien voy a seguir

Merche Pallarés dijo...

No puedo opinar hoy, querido Fran, porque ya te habrás enterado que ha fallecido nuestro querido MANZA. Estoy completamente deshecha. Besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Vi ayer tu dibujo
creo que eres un artista

Tagore y sus galimatías

Las personas y sus sueños
algunos los consiguen