29 mayo 2008

Sphinx


Perdido en el desierto
pregunté a la esfinge
por el camino del agua.

Cerró los ojos.

Derramó una lágrima.

Tuve suficiente
para llegar al oasis.

Isaac Cuende

La foto es de
Pep

2 comentarios:

BIPOLAR dijo...

Precioso

BIPOLAR dijo...

Las imágenes de los niños dulcifican la crudeza