23 marzo 2008

Ciudadanos libres frente al muro


JESÚS LOZANO (EFE)

SÁHARA OCCIDENTAL.- Más de 2.000 personas han formado una cadena humana multicolor frente al muro militar marroquí que divide el Sahara Occidental para pedir su derribo, la celebración de un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui y el fin de la ocupación del territorio.
Los participantes —en su gran mayoría españoles y saharauis, junto a italianos y argelinos— unieron sus manos formando una larga cadena longitudinal y en paralelo a los casi tres metros de muralla de arena, piedras y alambradas de espino. La acción se prolongó cerca de 45 minutos y se desarrolló a 500 metros del punto del muro conocido como el 'recodo', próximo al vértice fronterizo de Argelia y Mauritania. (
leer información completa)

Desde CAMINANDO hemos apoyado esta iniciativa -La Columna de los 1000- y nos alegramos de que la voz de los ciudadanos libres se oiga con nitidez. Porque es preciso que quienes no conozcan la verdad, tomen conciencia de lo que está ocurriendo en el Sáhara. Por ejemplo, en estos momentos la vida de más de medio centenar de presos políticos corre serio peligro mientras mantienen una huelga de hambre indefinida que iniciaron el 25 de febrero. Es un ejemplo. Un ejemplo dramático.

9 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Gracias a esfuerzos como el de esta página estas situaciones no podrán ser marginadas de la información. Me alegro del éxito de la iniciativa.

manzacosas dijo...

Que sepas una vez más que cuentas con mi simpatía y apoyo. Un saludo

Francisco O. Campillo dijo...

Pedro
Manzacosas
Gracias, shukran por estar ahí.

migramundo dijo...

Yo veo los muros como barreras para proteger el miedo que nos aterra, no para protegernos del miedo. También de nosotros mismos. Y ahí, en este punto, es donde veo yo la esencia del muro marroquí. Saludos.

Francisco O. Campillo dijo...

Migramundo
Buena reflexión sobre los muros. Tomo nota.

Antònia P. dijo...

Yo creo que los muros no impiden entrar sino salir. Lo que pasa que aquellos que los construyen no lo saben.

Francisco O. Campillo dijo...

Antònia
Los que ponen las piedras en los muros, tal vez no lo sepan, pero quienes les ordenan hacerlo... saben muy bien lo que hacen; desgraciadamente.

Anónimo dijo...

Hola,dejar que los 8 muros que separan miles de familias solo por el simple de ser saharauies y ,haber nacido en un desierto del norte de africa llamado sahara español o el sahara occidental,dejarlos que persisten en el tiempo,creo que es un genocidio de la humanidad,ya es hora el pueblo saharaui disponga de su destino,son ya 30 años de espera,es el pueblo de la paz,nunca ha utilizado en sus revenidicaciones ningun acto de terrorismo,es bondadoso hasta con el enemigo
viva el sahara libre e independiente

Anónimo dijo...

Es una esperanza que hayan sido precisamente jóvenes universitarios españoles los muñidores de esta iniciativa frente al muro de la vergüenza. Muro de más de dos mil kilómetros que separa la zona ocupada de la liberada. Esto quiere decir que la protesta persistirá y, contando con la fuerza de los jóvenes, seguro que no caerá en el olvido fácilmente.

Una vez más es la clase política y militar, la marroquí en este caso, la principal causante de la pervivencia de un conflicto que está suponiendo un lastre para su economía interna y por ende para la mayor parte de la población marroquí, que tiene que sobrevivir con unos salarios mensuales medios de poco más de 200 Euros mensuales. Eso sin contar el sufrimiento infligido a una población saharaui que lleva 33 años viviendo en los campos de refugiados en condiciones poco compatibles con la especie humana.

Es incomprensible que España venda armamento a Marruecos, por motivos obvios, según unas informaciones aparecidas estos días en la prensa, entre las minas del muro de la vergüenza hay material fabricado en España. pancho