30 enero 2008

En el día de la Paz, pido la palabra


En el día de la Paz, tomo prestada esta imagen de la red y las palabras de Blas de Otero

Escribo
en defensa del reino
del hombre y su justicia. Pido
la paz
y la palabra. He dicho
«silencio»,
«sombra»,
«vacío»
etcétera.
Digo
«del hombre y su justicia»,
«océano pacífico»,
lo que me dejan.
Pido
la paz y la palabra.

“Pido la paz y la palabra”… ¡Ahí es nada! La paz como cimiento de la justicia y como argamasa para la construcción de un mundo mejor. Y la palabra para cantar nuestro mensaje a los cuatro vientos.
Y hablando de Otero… uno de sus versos se repite machaconamente cada vez que recuerdo la hamada de Tinduf y la lección de civilidad que representa la resistencia pacífica del pueblo saharaui.

“Podrán matarnos, pero no morirnos”

No creo que se pueda expresar de forma más hermosa la tenacidad que nos impide doblegarnos y mantener intacta nuestra dignidad.
Y aunque sean palabras de Blas de Otero, me siento legitimado para dedicároslas a todos los visitantes de CAMINANDO. No es soberbia por mi parte. Ni apropiación de derechos que no me corresponden. Es simplemente el peaje que deben pagar los clásicos.

11 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Paz, Justicia, Palabra

siguen siendo válidas estas palabras, raíz verdadera del ser humano

migramundo dijo...

Muy bien elegidos la poesía y el poeta. Comparto la palabra y la intención y me tomo la libertad de compartir tu bitácora con la mía y con mis visitantes habituales, que son pocos pero grandes. Hay mucho talento y muy buen criterio en esta página y eso es lo que me produce el deseo de querer difundirla.
Por cierto, me gustaría hacerte una entrevista para mi blog, del tipo de las que puedes ver en la etiqueta "Entreblogueros".
Saludos.

Francisco O. Campillo dijo...

¡No sabes que alegría me das!
Migramundo es uno de mis sitios favoritos y es todo un orgullo que quieras "compartir mi bitácora".

En cuanto a la entrevista, estoy a tu disposición en

fran-orcajo@ono.com

Ladylibrarian dijo...

La paz como cimiento de la justicia y como argamasa para la construcción de un mundo mejor. Y la palabra para cantar nuestro mensaje a los cuatro vientos

Es gratificante ver que aún estos mensajes tienen cavida en medio del caos que nos rodea... al leerlas, oírlas o simplemente pensarlas es como asistir al nacimiento de una flor rara y exótica: algo en suma excepcional.
Gracias por recordarnos las cosas que siguen valiendo la pena.

Francisco O. Campillo dijo...

Pedro

El día en que esas palabras -y algunas otras, no muchas- pierdan su validez, habremos cedido ante la barbarie.

Ladylibrarian

Aunque sólo sea para recordar obviedades... aquí estamos.

¡ Qué trascendente me he puesto!
Perdón a todos.

Alicia dijo...

Feliz día Francisco!!!
precioso post...!
ojalá todos los días sean de Paz y de Justicia.
Besos

Eifonso Lagares dijo...

Siempre hay que luchar por la Paz, pero con las Palabras.
Saludos

Pep dijo...

Paz, Pau, Peace, Paix, Salam ..... que bonita palabra. Merece la pena seguir trabajando día a día por ella, no os parece? un abrazo des del Pirineo.....

Caelio dijo...

Cuando el poder del amor sea más grande que el amor al poder, el mundo conocerá la paz. Jimi Hendrix.

Yo he encontrado varias veces la paz. ¿Sabes donde? en la soledad de la montaña. Me imagino que tu la hayas encontrado en no muy lejanos desiertos.

saludos caminante.

Francisco O. Campillo dijo...

Alicia
Tú sabes que está en nuestra mano construir la Paz

Eifonso Lagares
Siempre con palabras

Pep
Otro pacífico abrazo para ti

Caelio
¡También a mi me gusta la montaña! La Sierra de la Demanda, por ejemplo.
En cuanto a los "no muy lejanos desiertos"... dejémoslo estar ;-)

mafaldia dijo...

La paz contigo Francisco, es la mejor sensación, estado, regalo, situación, anhelo, que nadie pueda desear.