13 diciembre 2007

Rumbo a Tinduf

Hace algunos días, reflexionaba sobre mi compromiso a favor del pueblo saharaui. Ese proceso, personal e íntimo, ha desencadenado algunas decisiones que tendré que afrontar. No son fáciles.
Y muy pronto –en un par de semanas- volveré a los campamentos de la hamada argelina. Podría poner mil excusas para este viaje. No me hacen falta. La razón más importante que me impulsa a regresar al Sáhara tiene sólo once años. Junto a mi hija María, visitaré los Centros Juveniles y la biblioteca de Amgala; charlaré sosegadamente con ella mientras caminamos sin prisa; intentaré detectar nuevas vías de cooperación, haré multitud de fotos…
Espero que de esta forma, María comprenda porqué su padre hace lo que hace. Y que luego pueda explicárselo a su hermana Ana y a Mariam.

5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Buena experiencia para ti! Y para tu hija. Esto sí es educar a los hijos, Francisco. Luego ellos podrán decidir.
Suerte en el viaje, llena la cámara de imágenes y los minutos con tu hija de sabias palabras y oportunos silencios.

Caelio dijo...

Siempre lo he dicho, Fran. Esos valores que transmites son nobles y cargados de humanidad. Una vez más mi admiración, y no es peloteo, de verdad me conmueve.

cimujo dijo...

Buen viaje, esperaré con impaciencia tus opiniones y comentarios sobre todo lo que vivirás.

Joaquina dijo...

Ya nos contarás qué tal, a tu vuelta.Pasarás allí las navidades???? Leí biblioteca??? Como no eres una personalidad política importante, no incluiré tu estancia en el resumen de noticias de Shukran...
En serio, feliz estancia.

http://olvidados.blogia.com/

Francisco O. Campillo dijo...

Pedro
Me gusta lo de los oportunos silencios. Tomo nota.

Caelio
Gracias-Shukran por tus palabras. La riqueza está en los valores. Y en alguna gente fantástica que conocemos en el camino.

Cimujo
¡Cuenta con ello! Daré la lata en el blog.

Joaquina
María y yo pasaremos allí el transito del año. Oiste bien: biblioteca. Fundamos una en la daira de Amgala y estamos a punto de construir otra nueva en Rabuni. Por cierto, visto como anda el patio, me alegro de no ser una personalidad política importante ;-)