18 diciembre 2007

Nuestro hueco

A quienes creen que es posible
y a quienes se esfuerzan por conseguirlo.

A quienes se levantan cada mañana
con la ilusión de conquistar sonrisas.

A quienes sueñan,
a quienes sufren,
a quienes caminan.

A quienes no desprecian,
ni insultan,
ni miran por encima del hombro.

Porque saben que cada mano,
y cada voz
son necesarias…
aunque sean insuficientes.

A todos y cada uno:
mi abrazo fraternal.

Y a los cuatro hijos de puta
que sólo tienen ojos para si mismos,
y oídos para sus palabras,
y piedad únicamente para su dolor,
y que se sienten dueños
de todo cuanto esté a su alcance,
sin importarles el daño
que causen,
con su ambición
sin límites
y su egoísmo enfermizo…

mis sinceros deseos de felicidad.

Porque nadie realmente feliz
puede causar daño
conscientemente.

Y porque todos
…y todas,
tenemos derecho a encontrar
nuestro hueco
en este pequeño planeta
que vaga
errante
por el espacio.

11 comentarios:

Guillermo Pardo dijo...

No es mío, pero lo tomo prestado como si lo fuera, compañero. Saludos.

Francisco O. Campillo dijo...

Guillermo
Lo que escribo en este blog, deja de ser de mi propiedad en cuanto lo subo a la red. No aspiro a vivir de esto, aunque me gusta que los visitantes de CAMINANDO me ayudéis a difundir estas opiniones.
Y sobre todo, espero que regreses por aquí, serás bienvenido.

Raúl Urbina dijo...

Precioso poemas y maravillosa declaración de intenciones. Y bueno para establecer un paralelismo con la entrada de Pedro Ojeda de hoy (Hay que orear la casa) en La acequia.

A ver si consigo un contagio...
Verba Volant

Francisco O. Campillo dijo...

Raúl
Gracias-Shukran por tus palabras. Me gusta que le encuentres paralelismos con la entrada de Pedro. Tal vez nos estemos "contaminando" unos a otros. Tal vez.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

De uno que está aun buscando su hueco: gracias por tus palabras y tu felicidad, por la sabia elección del camino. Los mismos deseos para ti, Francisco: felicidad, sosiego, compromiso.

gamonaero dijo...

Hola.

Es un placer leer a alguien que se preocupa tanto por los demás, eres un crack.

Por cierto, ¿sabes tu algo de la gran quedada de los de LA VOZ DE GAMONAL para la semana que viene, que dicen que darán la cara?

Un saludo. Shukran.

Francisco O. Campillo dijo...

Pedro
Somos muchos los que buscamos nuestro hueco.

gamonaero
Nada sé sobre la quedada de LA VOZ. Investigaré aunque son fechas un poco delicadas ;-)

Martín Bolívar dijo...

El hueco de la dignidad es un derecho.

Anónimo dijo...

Yo tambien busco mi hueco

cimujo dijo...

Me ha gustado.

Y ya tiene un acceso directo en mis marcadores para poder leerla de vez en cuando.

Un muy cordial saludo.

cimujadas

Francisco O. Campillo dijo...

martín bolívar
Es un derecho, estamos de acuerdo. Uno de los fundamentales.

anónimo
Compruebo que somos muchos los buscadores de nuestro sitio, de nuestro hueco.

cimujo
Me alegro de que te guste y es un halago que te plantees releer esta reflexión.