10 mayo 2007

Libros viajeros


Los libros son unos viajeros infatigables. En cuanto les damos la más mínima oportunidad, les gusta abandonar su estantería y recorrer mundo. En Burgos estamos reuniendo algunos de los más intrépidos. Han venido desde Bilbao, Madrid, Barcelona y Valencia. Desde Salamanca, Zaragoza, Logroño y Santander. Desde Valladolid, Cuenca, Segovia, Badajoz, Córdoba… incluso, desde alguna reunión de bloggers. Sumarán 20.000 expedicionarios.

Y ahora están preparando su equipaje. Irán ligeros -como viajan siempre los poetas- con destino a la hamada. Conocerán a miles de niños y niñas a los que descubrirán mundos fantásticos. Son libros libres que nos libran del aburrimiento.

5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Libros que deben abrir ventanas en las mentes, y que ayuden a salir al mundo y re-construirlo.

Fran O. Campillo dijo...

Pedro, en relación a tu comentario, traigo hasta aquí las palabras de José Hierro "Hay que salir al aire y desatar la alegría y llenar el universo con nuestras vidas, decir nuestra palabra".
Las conozco gracias a unos amigos valencianos que han compuesto una hermosa canción con ellas.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

"Desatar la alegría". Cuánta falta hace.

J. Álvarez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Fran O. Campillo dijo...

En la posición anterior se ha introducido un comentario de prueba para ser borrado.
Este blog cuenta con un reducido número de comentarios pero -afortunadamente- hasta ahora todos han sido bienvenidos