25 noviembre 2012

Sobre una marcha Atocha arriba

Como yo no soy mucho de gritar en las manifestaciones, en la última me dediqué a charlar. Un buen trecho lo recorrí junto a Hamad Hammad que me confirmó su confianza en una pronta -casi inminente- resolución del conflicto saharaui. Me alegró verle tan optimista. Sus argumentos eran realmente sólidos. La reciente visita al Sáhara Occidental de Christopher Ross, la posición de influyentes asociaciones estadounidenses, como la Fundación Robert Kennedy, que visitó el territorio bajo dominio marroquí en agosto, y el próximo informe que presentará el Relator de Naciones Unidas para la Tortura, Juan E. Méndez abren un horizonte esperanzador para las legítimas aspiraciones del pueblo saharaui.

Yo, por mi parte, añadí que la victoria electoral de Obama puede constituir un factor decisivo en la resolución del conflicto. Desde mi punto de vista, el Presidente de los Estados Unidos tiene la oportunidad de "hacer política" con un mayor margen de maniobra en los inicios de su segundo mandato. Y la posición que tome respecto al Sáhara puede marcar su línea de actuación futura otorgándole una legitimidad y una credibilidad que hoy tiene mermadas.

Terminé mi trecho con Hamad haciéndole una pregunta: ¿Está realmente el Polisario preparado para este momento?

Para quienes no somos saharauis es muy complejo tratar estos asuntos de manera pública. No queremos alimentar el victimismo, y tememos que nos hagan callar por meternos donde no nos llaman. Nunca tenemos ningún problema cuando dedicamos nuestro tiempo y nuestras capacidades de manera gratuita a difundir el discurso mayoritario. Pero cuando planteamos posiciones críticas...

Y yo no estoy seguro de que el Polisario esté preparado para este momento decisivo. No sé si sus dirigentes representan realmente el sentimiento de los refugiados de Tinduf; ignoro si se ha sabido integrar adecuadamente el liderazgo que hoy ejercen los activistas que actúan desde sus hogares y en las calles de los territorios ocupados por Marruecos jugándose literalmente la vida; me gustaría observar una posición inequívocamente contraria al radicalismo islamista; no tengo ni la menor idea del porvenir que le espera a la población de origen marroquí en el futuro Estado saharaui; y desconozco si el Polisario estará dispuesto a actuar de manera audaz o preferirá mantener el enroque. No estoy seguro de nada de lo anterior, pero tengo la íntima certeza de que el pueblo saharaui en su conjunto sí puede estar realmente preparado.

La situación actual beneficia extraordinariamente a Marruecos. Ellos son los que no tienen ninguna prisa ni esperan ningún cambio. Por eso hablo de audacia, y hasta ahí puedo leer. Hay quienes siguen agitando el espantajo de la guerra, que en el momento actual constituiría la inmolación estúpida de todas las aspiraciones saharauis. La verdadera audacia no es avanzar hacia un martirio seguro. A veces es mucho más complejo y difícil defender posiciones que no serán jaleadas por los propios. Es lo que en algún momento han tenido que hacer todos los grandes líderes mundiales a los que hoy admiramos.

Si quieres leer la opinión de Haddamin Moulud Said que publica SÁHARA LIBRE, pincha aquí 

Actualización
Mi amigo José María ha subido a su blog una foto de la conversación que mantuvimos Hamad y yo, acceder

4 comentarios:

José María dijo...

Para ilustrar esta entrada:
http://objetivodakira.blogspot.com.es/2012/11/caminando-en-el-desierto-con-permiso.html

Anónimo dijo...

Si hacemos caso de las manifestaciones recientes de Christopher Ross,es evidente que los USA quieren resolver el conflicto que dura demasiado tiempo.Y,paradojicamente,el auge del islamismo radical en el norte de Africa,y en Mali,lo favorece puesto que los americanos tienen verdadero panico a que los saharauis,los de los campamentos y los de las zonas ocupadas,se "echen en brazos" de los islamistas por su desesperacion al no tener ninguna perspectiva de futuro y no hacerles casp el mundo.Yo creo que Ross va a proponer el plan Baker de 2002.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Excelentes artículos, el de Haddamin y el tuyo.
Al igual que Hammad yo también creo en una pronta resolución del conflicto siempre y cuando ambas partes sean capaces de ceder. Y sí también creo que asistiremos a un refrito del Plan Baker II.
En cuanto a que si el POLISARIO está o no preparado, llevan años esperando, quiero creer que sí que va a estar a la altura.
A todos nos gustaría ver que los saharauis rechazan el incipiente islamismo que se ha ido infiltrando en la sociedad de los Campamentos.
Un abrazo.

joaquina dijo...

Yo creo que la clave está en el informe que presentará el Relator Especial de Naciones Unidas sobre la Tortura, en marzo de 2013, en el Consejo de Derechos Humanos. Creo que es una fecha clave.
Fran, en la foto se ve que cargo con tu cartel reivindicativo. Pesa la justicia!