02 noviembre 2012

Perplejidad catalana

Si dijese que amo a Cataluña... estaría cargando demasiado las tintas. No la conozco lo suficiente. En mi juventud descendí un tramo del Ebro en almadia al estilo de los viejos madereros, durante un tiempo viajé con frecuencia a Barcelona por motivos de trabajo, y he pasado un par de vacaciones deliciosas por aquellas tierras junto a Mariam y mis hijas. Eso es todo. Eso, y que a mi hija Ana aún le debo un viaje al Nou Camp, porque ella es del Barça. 
Así que muchas de las cosas que están pasando estos días me tienen perplejo. Si sigo, sé que terminaré calentándome y perdiendo la moderación. Así que como no quiero hacerles el caldo gordo a quienes  aspiran a enfrentarnos, os invito a leer un artículo excelente de Javier Cercas: Perplejidad catalana

5 comentarios:

José Núñez de Cela dijo...

A mi sí me gustaría decir que amo a Catalunya, gran parte de ella, la que conozco y a los que conozco, pero con J.Cercas, me asombran muchas cosas y, a pesar de ello, no dejaré de amarla, como yo puedo.

Saludos

Antònia Pons Valldosera dijo...

Javier Cercas obvia o silencia algo que creo que es fundamental: Mas se ha sumado al estallido independentista de la Diada.
CiU nunca ha sido un partido independentista.
Así como siempre he admirado y sigo admirando a Pujol aunque nunca he sido votante ni siquiera simpatizante de CiU nunca me había tomado en serio a Artur hasta que decidió escuchar el clamor de la calle.
Obvia Cercas que las leyes las promulgan los hombres y la legalidad vigente en 1940 no es la misma de hoy. ¿Qué pasa si nos saltamos la Ley o simplemente damos un rodeo para soslayarla? Nada, la Constitución se puede enmendar, se puede reformar y se puede someter de nuevo a un plebiscito. De los votantes de hoy muy pocos la votaron y yo fui una de las que dijo sí pero entonces el contexto político era uno y hoy es otro. No estamos congelados en el tiempo y todos: personas y países evolucionamos.
Nunca había sido partidaria furibunda de la independencia o estado propio hasta ahora. Lo soy creo que por reacción, porque ya estoy harta de vivir bajo una estado que nunca nos ha respetado y que siempre ha fomentado la catalanofobia.
Obvia Cercas que no hay nada más democrático que preguntar al pueblo catalán que sí existe pese a lo que diga el facherío patrio y si no está reconocido constitucionalmente ya es hora de que lo esté.
Obvia Cercas que los catalanes por tradición y por educación somos fríos y assenyats pero que un momento determinado puede invadirnos la rauxa y entonces ya nada nos asusta. Obvia Cercas que si la independencia fuera mala para Catalunya ya nos la habrían dado.
Personalmente desearía que, si la secesión se produjera fuera sin traumas y que el nuevo estado catalán estuviera al mismo nivel que el español dentro de la U. E.
Cercas miente en cuanto al bilingüismo. La razón de la inmersión lingüística fue efectivamente para que los catalanes dejáramos de ser unos analfetos en ella. Pero no me gustaría que los niños dejaran de aprender el castellano porque es la lengua que hablan la mitad de los catalanes por eso no le veo el problema.
A mi se me ponen los vellos de punta cuando los que echan leña al fuego les oigo decir que Catalunya es de España, porque este de implica posesión y Catalunya solo es de la buena gente que procuramos vivir como nos dejan en paz con nuestras costumbres, tradiciones y manera de hablar, la de los vivos y la de los que reposan bajo este suelo áspero, esquerp, que se torna fecundo a fuerza de sudor.
Un abrazo.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Analfabetos, quise decir.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Por cierto ignoraba el significado de "en almadía". En catalán decimos en rais y a los que bajaban la madera de los bosques pirenaicos se les llamaba raiers ;)
Hoy en día en la hermosa villa de Pobla de Segur se celebra la Festa dels raiers con asistencia de turistas de todo el mundo.
Por cierto Fran, si alguna vez volvéis a las Catalunyas ya sabes dónde tienes una jaima.

Ferri dijo...

Me gustaria saber que espera Javier Cercas a cambio de su posicionamiento. O que le han prometido. Un taburete en la RAE tal vez. Me parece lamentable su articulo, por no calificarlo de algo más gordo. Su articulo podria firmarlo perfectamente cualquier peiodista de La razón ó de ABC.