21 agosto 2012

Hoy Samia corre por fin libre

He conocido su historia demasiado tarde. Samia Yusuf Omar era una jovencísima velocista somalí que compitió en los Juegos de Pekín. Llegó la última, con gran diferencia, pero ella disfrutaba corriendo, y recibió los aplausos cariñosos del público. Sin embargo, ella anhelaba los que acompañan al triunfo.
No es fácil ser atleta y mujer en Somalia; así que se aventuró a cruzar el continente y el mar. Nadie echó en falta a Samia en Londres. Ahora sabemos que había muerto en una patera intentando hacer realidad su sueño.

1 comentario:

José María Sánchez y Torreño dijo...

Si no existe deberían crearla. Quizá no de oro, ni plata, ni bronce. Deportistas como ésta sí personifican el espíritu olímpico y sería todo un detalle por parte del C.O.I.
Por aquello de aportar y aunque pueda parecer una bobada e imposible, sugiero que alguien de estos que controlan a la perfección Facebook --yo no tengo ni idea-- podría empezar con ello. ¿Quien sabe?. Con un poco de suerte, entre todos le concedamos aunque sea a título póstumo, lo que la vida y la muerte le truncaron.