28 mayo 2012

Sufre y disfruta


Cada vez que mis hijas corren una carrera importante, les doy el mismo consejo:
-Sufre y disfruta
Por cierto, son a las únicas personas a quienes les doy consejos sin que me lo pidan ¿Y por qué esas tres palabras? Porque que condensan su filosofía -la de ellas, no la mía- sobre el atletismo. Porque es necesaria una gran capacidad de sufrimiento para afrontar las carreras de fondo. Y porque creo que es indispensable saborear las mieles de nuestro esfuerzo.
Sí, porque la medalla puede ser muy importante, pero no hay nada comparable con la íntima satisfacción de la tarea bien hecha. Y si un corredor se ha vaciado en la carrera, ya ha cumplido sobradamente, y nadie puede escamotearle que disfrute por ello. Es la única variable que depende únicamente de ti mismo.

P.S. Ayer, María quedó cuarta en el Campeonato de España. Nunca había alcanzada un puesto tan destacado, pero le quedó un sabor agridulce. No importa, todo tiene arreglo.

2 comentarios:

José María Sánchez y Torreño dijo...

Enhorabuena de nuevo. Estaba pendiente de que escribieras la entrada pues he intentado encontrar los resultados por internet y no he dado con el modo.
Saludos.

Merche Pallarés dijo...

María quedó cuarta esta vez pero está cada vez más cerca de la meta. Eso es lo que importa. ¡Enhorabuena y ánimo! Besotes, M